PBX 57(1) 742 4980 / 680 6527 - 313 394 5260 admisiones@nuevogimnasiolacuspide.edu.co

“…desde el comienzo en el colegio él se mostró contento cuando llegaba a la casa.”

Quiero en el presente documento expresar mi experiencia como madre de Isaac de Jesús Acosta, quien actualmente está cursando 10 grado en el Colegio Nuevo Gimnasio La Cúspide.

Todo comenzó a finales del 2010, cuando mi hijo fue expulsado del Colegio El Hontanar por su disciplina y en mi desespero busque un colegio que se adaptara a mi hijo y no él al colegio.

Mi hijo tiene un diagnóstico de Hiperactividad con déficit de atención, lo llevé a diferentes colegio pero no se adaptaban a él y después de tantos intentos, busque en Internet donde encontré un artículo de María T. en la revista ABC del bebé, me interesó mucho y posteriormente escribí al correo electrónico del colegio para una entrevista con la rectora a mediados del mes de diciembre de 2010. Finalmente, llegué en el mes de enero de 2011 y me entrevisté con María T., quien en todo momento me dijo “Tu hijo es un ser muy especial y para que ingrese a este colegio debe ser el niño que es, por lo tanto, debes quitarle el medicamento que le estés dando…” y así lo hice. Hable con el psiquiatra quien me dijo como manejar el tema de ir disminuyendo la medicación para no afectar su salud.

A finales de dicho mes, Isaac ingresó a tercer grado de primaria, desde el comienzo en el colegio él se mostró contento cuando llegaba a la casa, me contaba todo lo que hacía y así fue aceptando la importancia de cumplir con normas y límites, pero lo más importante, el respeto y reconocer sus propios errores.

Desde mi perspectiva, el colegio trabaja con el niño como persona para que reconozcan sus aptitudes y equivocaciones cuando las hay. Isaac ha mostrado un cambio muy importante de ser un niño inquieto y desobediente, a ser un hombre hecho y derecho que cada día demuestra con orgullo que su colegio ha sido clave en su transformación.

Cada día que se levanta lo hace con agrado para asistir a clases expresando “Mami por ti y mi colegio soy lo que soy”. Ahora que está en su penúltimo año en el colegio, puedo decir que soy la mamá más orgullosa del mundo por el cambio de mi hijo y, como decía mi papá “Isaac tuvo un giro de 360 grados”.

Gracias María T. (Q.P.D) por creer en mi hijo y a ti María Camila que has sido testigo de este cambio. Le doy mi agradecimiento a todos el profesorado del colegio por ayudar a Isaac a ser lo que es.

Isaac de 9 años cuando ingresó al colegio

Fuente: Alexandra Kleefeld Cuartas. Madre.

Bogotá Agosto 23 de 2018.